Introducción a la Cuarta Edad del Sol

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Introducción a la Cuarta Edad del Sol

Mensaje  Ilvaran el Mar Oct 12, 2010 3:20 am

Estamos en el año 1017 de la Cuarta Edad del sol. "La Edad de los hombres" como los cronólogos e historiadores han querido llamarla. Son tiempos convulsos, apenas quedan vestigios de lo que anteriormente eran considerados valores fundamentales. El honor, el Valor... son ideales que han pasado a formar parte de una extraña elite de contadas personas, a menudo considerados héroes, herederos de los tiempos antiguos, reflejos fugaces de la historia del gran mal y del anillo único... Si es que alguna vez existió tal leyenda.

Son tiempos de escepticismo, y de desconfianza. Las guerras asolan el Sur y el Este. Los bandidos campan en las regiones no defendidas. El amor ha pasado a ser una herramienta, como el odio, o la venganza.

Sin embargo, no todo está perdido, incluso hoy en día hay tiempo para el regocijo en algunos pocos actos que recuerdan la gloria de antaño. Lo que durante la tercera edad se conocía como Mordor ha sido al fin subyugada al poder del ser humano, tras varios siglos de lucha sin cuartel, Evindor es por fin una realidad. Bajo el estandarte de la casa de Erethor, Minas Eventhil se levanta resplandeciente sobre las cenizas de Minas Morgul. Y parece que, una vez más, el sol brillará en esta tierra desolada.

Los reyes que dicen descender del linaje de Elessar, piedra de elfo, se han visto en más de un problema en estos mil años. No muchos siglos más tarde de la muerte del gran rey los tres reinos del norte sujetos a Gondor bajo la entelequia del Reino Unificado (Cardolan, Rhûdaur y Atherdain) se levantaron en contra de su Rey, Anarion II. Tras una larga crisis, conocida como La Ruptura del Norte, Anarion tuvo que ceder ante el impetu de sus enemigos, y llegó a un acuerdo por el cual concedía la autonomía a los reinos rebeldes si estos juraban lealtad al trono de Gondor.

Los primeros en sufrir las consecuencias de La Ruptura del Norte fueron los ciudadanos libres de Eriador, quienes vieron como los antiguos tratados del gran Rey Elessar eran tergiversados y vilipendiados por letrados corruptos de Cardolan. Unos años mas tarde el propio rey Noyran II entraba con fuerzas renovadas sobre los limites de Arnor, ayudando a los civiles armados de Eriador para hacer valer los antiguos tratados, y vengando en parte la afrenta de la separación sufrida por su abuelo.
Con esta entrada triunfal del Rey Gondoriano se sellaba la trifulca conocida como "El despertar de Eriador" o "El despertar del pueblo libre".

Hay solo una cosa que se ha mantenido imperterrita durante estos largos mil años de historia: la guerra en el sur. Lo que nisiquiera el Gran Rey Elessar pudo conseguir no iba a ser tarea facil para sus mediocres hijos. Darío, rey de reyes, se ha forjado su leyenda con la espada. Siendo apenas un adolescente comenzó a comandar las fuerzas de los Haradrim, quienes hasta ese momento solo habían conseguido enemistar sus propias tribus y desaprovechar las oportunidades que el gobierno ¿dislocado? de Gondor les ofrecía . Él ha cambiado el curso de la guerra, Gondor ha retrocedido en siete años lo que el gran Rey Elessar había conquistado en vida.

Así, con las vicisitudes de los últimos siglos, se ha forjado un mundo de acero, un mundo de guerreros...Un Mundo de Hombres. Y yo, Aglamirathor, soy el encargado de escribir los sucesos que acaecen, para que mis sucesores no olviden los errores del pasado, y puedan cometerlos de nuevo en el futuro.

Aglamirathor.

Introducción de “Historia de la Cuarta edad, desde el 1001 a (Título sin finalizar)”
Alamirathor, el Historiador.
avatar
Ilvaran

Mensajes : 69
Fecha de inscripción : 24/05/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.